Hace 24 años: Gildo Insfrán y el PAIPPA

Formosa 15 de septiembre de 2020
Hoy se recuerda el lanzamiento del Programa de Asistencia Integral para los Pequeños Productores (PAIPPA).
GILDO INSFRÁN EN LA PRESENTANCIÓN DEL PAIPPA
- Gildo Insfrán en la presentación del PAIPPA, en 1996

El 15 de septiembre de 1996, el gobernador Gildo Insfrán habló de las primeras propuestas de un programa orientado a una franja de trabajadores rurales  pequeños. Insfrán, en ese momento,  observó  que era el único estrato excluido del sistema social, económico y financiero y que las familias agricultoras, con chacras de entre tres y veinticinco hectáreas, optaban por el éxodo a la ciudad ante el resultado negativo de su trabajo en el campo,  terminando por establecerse  en la periferia de la ciudad de Formosa o en las villas de las grandes urbes argentinas.

En la chacra, los pequeños productores se dedicaban exclusivamente al cultivo de algodón, pero los precios que les pagaban por el producto cosechado no alcanzaba para cubrir el costo de la canasta familiar.

Aquel 15 de septiembre, el Gobernador les propuso un cambio de mentalidad y de procedimiento a partir de un modelo inédito, singular, que ponía énfasis en la realización plena del campesino como ser humano en su totalidad y no solamente en su condición de minifundista.

Inicialmente,  8.500 familias fueron incluidas en el PAIPPA y luego se sumaron las que habitaban en los tres departamentos del Oeste, para alcanzar la cifra de 10.000 en la actualidad.

La ayuda estatal fue progresiva y creciente. Desde la entrega de cajas con alimentos, primero y la capacitación después  para que actúen solidariamente, de modo asociado, que reemplazó al  individualismo egoísta que resultaba pernicioso para que se pudieran cumplir sus expectativas de una mayor calidad de vida desde su propio esfuerzo.

Se sumó a ello la asistencia sanitaria y la implementación de un seguro de salud; la distribución gratuita de medicamentos y  la creación de las escuelas rurales que fueron superando los distintos niveles hasta alcanzar, en la actualidad, el académico con la creación del Instituto Universitario Formoseño con sede en Laguna Blanca de donde ya han surgido las primeras promociones de egresados en carreras de ingeniería y tecnicaturas en temáticas íntimamente relacionadas con la realidad productiva de la provincia.

Pero,  también la apuesta se refería a la diversificación productiva que puso fin al monopolio del algodón; la construcción de las viviendas rurales PAIPPA en la propia chacra y adaptadas a la cultura lugareña; la intervención gubernamental para la fijación de precios de referencia para sus productos, la incorporación de valor agregado a su producción,  un avance raudo hacia la industrialización.

Sin embargo, el bien mayor para los campesinos fue el haber conseguido convertirse progresivamente en propietarios de las tierras donde vivían y trabajaban.

Como resultado de este programa se crearon las escuelas rurales para  brindar un espacio al niño y al joven para que puedan aplicar sus conocimientos sobre la acción asociada, en todas las facetas del proceso productivo.

También,  el PAIPPA  abarca la construcción de las viviendas rurales en la propia chacra de los productores, aunque la gran conquista haya sido alcanzar la propiedad de la tierra que se concreta  sin costo alguno y que muy pronto avanzará con sus beneficios a un millar de pobladores del oeste para afirmar su  arraigo en las colonias y localidades donde viven y trabajan junto con sus seres queridos.

Boletín de noticias