Una Piensa máquina (Un pensamiento de Voces en el día del Amigo)

El Pensamiento 20 de julio de 2017 Por Redacción Voces
Gracias a Enrique Ernesto Febbraro, el argentino que tuvo una idea repentina: conectarse con el resto del mundo a través del envío de cartas, hoy todos los amigos se saludan y encuentran
PURO PELO
- Foto: Puro Pelo

Por Liliana Fruttero


Imaginate que existiera una máquina capaz de leer y escribir los pensamientos y que además seleccionara entre todos, a los positivos, a aquellos con buena energía. Que también pudiera trasladarlos a los destinatarios o a los inspiradores o a los necesitados de todos ellos.
Esa máquina vendría a suplir la limitación humana, esa que hace que no tengamos la capacidad de trasladar todo lo que nuestra mente piensa a un papel. Lograr la misma velocidad de nuestras neuronas en la punta de la tinta, poder plasmar todas y cada una de las palabras en el papel real o en el cursor sobre un papel ficticio o quizás en una cinta magnética o en un chip ¡Qué genialidad! Si alguien inventara una máquina así, entonces toda esa bonomía, esas relaciones amorosas y únicas, esos giros de las palabras asociándose con tanta capacidad de amar; de pronto saltarían al universo y se apropiarían de las voluntades. Quién sabe…cuántos exterminios y acciones nefastas podrían evitarse, cuántas acciones de poder superior podrían calmarse, cuántas decisiones extremas podrían suprimirse, cuánto bien se podría desatar con esa gran máquina; que traería la palabra adecuada al ánimo necesitado de ella, desde un corazón latiendo para un otro.


Esa creación tecnológica, hoy estaría enviando desde mi cerebro una energía particular, la del bienestar, la de la felicidad de haberlos conocido, de que formen parte de esta vida. A los que son familia: compañero, hijos propios y políticos, hermanos, primos, padres, tíos. A los que estuvieron en la adolescencia pero aún son compañía permanente. A los de esta etapa que aunque no nos vemos nos seguimos queriendo. A los que si nos vemos, aunque poco y no lo necesario… siempre es suficiente. A los que en algún momento nos enemistamos y aún no nos reconciliamos porque no hubo oportunidad o porque antes de eso partieron para no regresar. A quienquiera que sienta empatía con las ondas neuronales que le llegan desde este ser, a través de esta mágica creación: la máquina de leer, escribir y enviar los pensamientos.
¡Feliz día del Amigo!

Boletín de noticias