Verdurazo en Jujuy

El Campo 06 de julio de 2017
Más de 200 integrantes de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular le pidieron al gobernador Morales mejores condiciones de trabajo y una ley de arrendamiento en forma urgente
Verdurazo-960

Más de doscientos productores nucleados en la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP) regalaron este mediodía seis toneladas de verduras en la plaza central de la capital de Jujuy, en reclamo de medidas para afrontar la crisis que atraviesa el sector a nivel provincial en materia de condiciones de trabajo y la falta de una ley de arrendamiento.

La protesta se llevó a cabo frente a la Casa de Gobierno, donde cientos de personas asistieron a recoger las verduras. La mayoría de los productores llegaron de la localidad de Fraile Pintado, y de otras zonas de las cuatro regiones de la provincia, como Finca El Pongo, Huella, Pampa Blanca y El Carmen, entre otros.

“Los pequeños productores vinimos a mostrarle al señor gobernador Morales que estamos fundidos, que hay muchos que han perdido su producción por no poder venderla y que estamos pasando muchas necesidades”, expresó Marcelo Cabero, del Movimiento de Trabajadores Excluidos-CTEP.

Según Cabero, la idea era “compartir un poco el sufrimiento que ambos tenemos que es el hambre”. “Hay bajas ventas, el precio de arriendo es altísimo y no alcanza ni para cubrir las deudas contraídas para producir”, se quejó. “Son costos que no pueden seguir pagando los compañeros, toda la producción que hicieron fue al vicio, perdieron plata, ahora van a tener que migrar a trabajar a otro lado para poder pagar las deudas”, dijo.

“Así como subsidian a las mineras, a las grandes empresas, al tabaco, queremos que nos subsidien a nosotros. No pedimos que nos regalen nada, solo queremos igualdad de condiciones”, se explayó.

Paralelamente, el dirigente subrayó que el sector espera una comunicación por parte de Morales para mantener una reunión informativa y analizar soluciones.

Asimismo, Cabero recordó que apuntan a lograr una ley de arrendamiento para fijar un tope al precio de alquileres de parcelas, en conjunto con un programa que permita el aprovechamiento de tierras ociosas y la eliminación de arrendatarios para vender la producción en forma directa.

Por último, solicitó que el Estado “Garantice condiciones mínimas de las viviendas los productores, dado muchas carecen de baño y agua corriente”.

-Infocampo-

Boletín de noticias