A pesar de la segunda ola de Covid, el Banco Mundial ratificó que la Argentina crecerá 6,4% este año

La Economía 08 de junio de 2021
La proyección está por encima del promedio para toda América Latina, que experimentará un aumento del 5,2%, según la entidad.

Pese a las restricciones y al impacto de la segunda ola de la pandemia, el Banco Mundial ratificó hoy que la economía argentina crecerá 6,4% este año, una variación que se ubicará por encima de la proyección realizada para toda la región.

Así lo indicó en su reciente informe de Perspectivas Económicas Mundiales difundido en Washington, en el que el organismo estimó que el PBI de América Latina experimentará un aumento del 5,2%.

En cuanto al año próximo, el organismo pronosticó un crecimiento económico del 1,7% mientras para el 2023 un incremento del 1,9%.

Por su lado, el Fondo Monetario Internacional (FMI) indicó que la economía local tendrá un crecimiento del 5,8% y del 2,5% para el 2022.

"La región continúa severamente afectada por la pandemia", consideró el informe del organismo y agregó que "las restricciones de movilidad se han endurecido en varios países, incluidos la Argentina, Barbados, Brasil, Colombia, Ecuador, Paraguay, Perú y Uruguay, en la primera mitad del año, afectando
la actividad económica, especialmente en el sector de servicios. La vacunación es despareja entre los países".

Advirtió que las proyecciones podrían sufrir recortes ante "un avance más lento de lo esperado en la vacunación, que surjan más casos, que haya reacciones del mercado y disrupciones sociales".

"La preocupación sobre la sustentabilidad fiscal se ha intensificado, mientras que las deudas gubernamentales en las economías medianas crecieron un 64% este año", graficó.

Al efectuar un análisis más puntual, indicó que "Brasil particularmente está luchando contra picos de variantes que no solo han infectado, sino reinfectado, a las personas", por lo que estimó un crecimiento de 4,5%.

Respecto de México, señaló que la economía se expandirá un 5% en 2021, "ya que se espera que la industria manufacturera y el sector de los servicios se beneficien con un aumento en la demanda de exportaciones vinculadas con el fuerte crecimiento de los Estados Unidos".

"Gran parte de la región tardará mucho tiempo en lograr recuperarse plenamente y volver a los niveles de producción anteriores a la pandemia. Se prevé que en 2022 el PIB per cápita en la región será un 1,5% más bajo en comparación con su nivel en 2019", destacó.

-NA-

Te puede interesar